¿En qué consiste la cirugía ocular Lasik? Explicación

Lasik resultados cirugía ocular

¿Qué es la Cirugía Ocular Lasik?

Lasik (Laser assisted in Situ Keratomileusis) es la cirugía ocular con láser más comúnmente realizada. La técnica Lasik (también conocida como corrección de la visión con láser) es una buena opción para las personas que desean una reducción de la dependencia de las gafas o lentes de contacto. Los pacientes eligen esta técnica por muchas razones, ya sean personales y profesionales, ya que les permite seguir con una mayor libertad su tiempo de ocio, actividades deportivas o estudios. La cirugía con Lasik es muy segura y es un procedimiento muy éxitoso aunque los pacientes deben tomar un tiempo para informarse y buscar un cirujano experto y cualificado.

Lasik cirugía laser

Procedimiento de cirugía ocular con láser Lasik

 

Procedimiento de la cirugía ocular Lasik

La cirugía ocular Lasik se realiza en varios pasos. En la primera etapa, el cirujano aplica gotas anestésicas para adormecer el ojo. La córnea se marca con tinta soluble en agua que ayuda en la alineación del colgajo corneal durante la últimas etapas de la cirugía.

El primer paso es crear un colgajo en el tejido corneal. Un anillo de succión se aplica suavemente en el ojo para mantenerlo inmóvil. El colgajo corneal, que es una separación de las capas de tejido, que tradicionalmente ha sido creado usando un instrumento llamado microquerátomo. Durante este paso, la visión del paciente es de color gris y  sentirá una presión en el ojo. Este paso lleva menos de 30 segundos por ojo. Una vez creado el colgajo y el anillo de succión se elimina, la presión y retorno de visión disminuye.

El segundo paso en la cirugía ocular Lasik es donde se produce el cambio en la prescripción del paciente. El cirujano levanta el colgajo corneal (que se asemeja a una lente de contacto blanda) para aplicar el rayo láser a la superficie interior de la córnea para remodelar el tejido. El láser excimer es controlado por ordenador para eliminar pequeñas cantidades de tejido para esculpir con precisión la córnea. El láser excimer es un láser “fresco” y genera su energía de luz en el rango ultravioleta. Debido a que no genera calor, no hay daños en el tejido circundante. Esto permite al cirujano eliminar las capas microscópicas de tejido hasta lograr el resultado deseado.

Una vez completado el tratamiento con el láser excimer, el colgajo corneal se sustituye sobre el área tratada. Este colgajo sirve como un vendaje natural, lo que ayuda a disminuir el malestar después de la cirugía. También ayuda a acelerar el proceso de curación. Debido a las increíbles propiedades de unión del tejido de la córnea, no se necesitan puntos de sutura.

Una vez finalizado el procedimiento, se recomienda al paciente ir a su casa y descansar toda la noche. Algunos pacientes notan una mejoría de la visión de inmediato, pero la mayoría de pacientes tendrá una mejora a la largo de la noche.

Si te ha gustado nuestro contenido solo te pido que me des un “g+1″ o un “Me gusta”. Muchas gracias.